mensajes

Mensajes al Dr. Simoncini

Estos son unos cuantos de la gran cantidad de mensajes que recibe el Dr. Simoncini a dirio de pacientes que expresan su agradecimiento al Dr. Simoncini y le notifican del éxito de su tratamiento.

¡Gracias siempre tanto por su trabajo y valor! Usted es un ser humano único, verdadero médico, investigador y científico (…) Nunca se detenga por favor, su trabajo es necesario. Gracias de antemano y que Dios lo bendiga.
R. S. – UK

Soy nutriciólogo, he estado investigando sobre este asunto durante muchos años y he creído siempre que el cáncer es un hongo. Escribí un artículo titulado ” El cáncer puede ser vencido” basado en 50 años de investigación del doctor polaco Rybczynski y de las prueba de laboratorio del doctor Webber que demostró que el cáncer es un hongo. ¡Me emocionó mucho el ver su sitio! Mis metas son iguales a las suyas pero trato el cáncer con fórmula herbarias ricas en silicio y ozono. Pero estaré muy contento en agregar el bicarbonato de sodio a mi práctica. Me encantaría poder verlo un día y discutir este asunto más detalladamente.
M. G. – CA

Gran consejo sobre un tratamiento contra el cáncer seguro y barato. Escucho el programa de R.S.Bell a menudo, y la información que usted dió fue excelente.
L. G. – USA

Estimado Dr. Simoncini: me gustaría felicitarlo por el esfuerzo que usted ha hecho en todos estos años de investigación del cáncer y los resultados con el bicarbonato de sodio. Vivo en Puerto Rico y quisiera saber si hay oncólogos aquí que apliquen esta terapia. ¡Gracias y buena suerte!!
Y. G. – Puerto Rico

Quiero agradecerle por su valor y honor increíbles para enfrentar a las fuerzas que controlan la industria médica. En los E.E.U.U. no tenemos la libertad de elección en terapias del cáncer. He estudiado las terapias alternativas por cerca de 6 años, pero es difícil encontrar a los doctores que las aplican. Gracias por todo su trabajo y el esfuerzo que usted hace para hacer su labor conocida para todos nosotros en los E.E.U.U. Dios lo bengiga y le permita prosperar en su trabajo.
L. K. H. – USA