Utilizar un frasco de tintura de yodo al 7%.
Aplicar la tintura con un bastoncillo de algodón o un palillo (en función de la dimensión del tumor) sobre el área afectada 20-30-40 veces en sesiones diarias.
Continuar día tras día hasta que se forme una costra.
En cuanto se levanten los bordes de la costra, evitar removerla o producirle abrasiones. Dejar que la tintura se escurra bajo los bordes solamente apoyando el palillo en las proximidades de los bordes.

Continuar de todas maneras aplicando la tintura también sobre el área tratada.
Después de la caída de la primera costra continuar el tratamiento sobre el área residual hasta que se caiga la tercera costra.
En este momento el tumor deberá haberse esfumado.